Hablan los jóvenes

Contra todos los pronósticos y con una participación pocas veces vista entre los jóvenes, el taller “Salud y derechos, todos tenemos algo que decir…” concitó una convocatoria auspiciosa para empezar a trabajar con ellos el gran tema de la salud.[…]


Encuentros musicales o contiendas deportivas entre escuelas; esas son las instancias en donde se deja entrever algún grupo de jóvenes demostrando cierto entusiasmo por la actividad de turno. Al parecer, el taller “Salud y derechos, todos tenemos algo que decir…” despertó un interés inédito entre jóvenes de Loncopán, Nontuelá, Futrono, Mariquina, entre otros sectores sumando más de medio centenar de adolescentes reunidos en el segundo piso del centro Cultural Flora Zaffaroni.

El tema evidentemente era la salud en Futrono y en Chile, pero en el taller se habló de todo. Y es que el abanico de expectativas de las nuevas generaciones de la comuna se delató de manera directa y franca, empañando por momentos el nuevo mito instalado en torno a la apatía y la incredulidad que caracteriza a los jóvenes de hoy.

La actividad está enmarcada como parte de las estrategias del programa “Comunas Vulnerables” que impulsa la Secretaría Regional Ministerial de Salud y que busca educar a la ciudadanía frente a la existencia de las llamadas “Barreras de Acceso” a la salud y las garantías sociales del sistema. Tal iniciativa ha sido fuertemente respaldada por la Dirección de Desarrollo Comunitario del municipio lacustre pues se ha identificado un emergente interés ciudadano por participar en los desafíos y metas propuestas por el municipio frente a la calidad de la salud pública.

Hablan los jóvenes

Para articular estas tareas, la Dirección de Desarrollo Comunitario tiene a su haber un equipo de trabajo de carácter local bajo el rótulo de “Comité Comunal Comunas Vulnerables” el cual está compuesto por dos personas que, entre otras metas, tienen que lograr entusiasmar a esos mismos jóvenes para desplegarse creativamente en salud pública a través de un mural ciudadano que se expondrá a toda la comunidad.

Jorge Bascuñan Silva, 13 años, estudiante del Colegio María Deogracia, dijo sobre el taller que “falta más unión en los adultos para solucionar los problemas de salud, porque uno escucha cosas a veces malas, pero también la salud en Futrono tiene hartas cosas positivas. Por ejemplo, yo no tenia idea que los campesinos cuentan con postas rurales”.

Por su parte, Pilar Rosales Bascuñan de 16 años, estudiante del Liceo San Conrado señaló que la gran moraleja del programa es a su juicio que “faltan recursos para mejorar la salud, aunque suene a cliché, sin plata no se puede dar una atención como la gente quisiera. Por lo menos eso aprendí acá”. Asimismo, la joven Gerty Niklistcehk de 16 años fue más allá y señaló en el taller que “faltan talleres para los jóvenes, de teatro, baile, pintura y hasta de sexualidad, porque si no hay mucho que hacer, entonces la tele, los videojuegos y el Internet nos terminan absorbiendo”, señaló.

Marcelo Dumuihual Altamirano
Unidad Difusión

Municipalidad de Futrono

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − trece =