Las Claves de La Encuesta CEP

A un mes de las elecciones presidenciales podemos ver que al igual que en la hípica, los candidatos entraron en tierra derecha. A estas alturas del partido, un error puede ocasionar consecuencias fatales.

Como nunca los candidatos presidenciales estos últimos meses han trabajado de forma muy dura. Recorriendo Chile de Arica a Punta Arenas, realizando los famosos “Puerta-Puerta”, los debates, con […]

cada comando trabajando en preparar las estrategias de combate, con asesores comunicacionales, asesores de imagen, de modulación, sociólogos, psicólogos, economistas, actores, periodistas, etc.

Como la competencia es muy fuerte y con mucha estrategia de por medio, el resultado del desempeño de alguna manera se debe medir, es aquí en donde aparecen las famosas encuestas, desempeñando el papel de verdaderos profetas, siendo la encuesta CEP (Centro de Estudios Públicos) la más respetada, con más credibilidad y mayor grado de acierto con la realidad. Lo anterior se debe a que la metodología que emplea el CEP es que la encuesta realiza en forma presencial y no en forma telefónica como la mayoría de las demás encuestas.

Este año la encuesta CEP se ha aplicado en los meses de junio, agosto y octubre. En el mes de octubre, en la primera vuelta, según la opinión de los encuestados inscritos en los registros electorales, Sebastián Piñera obtendría un 36% de las preferencias, Eduardo Frei un 26%, Marco Enríquez-Ominami un 19% y Jorge Arrate un 5%, mientras que un 14% respondió que votaría en blanco o nulo. Si comparamos la evolución de junio a la fecha, podemos decir que Piñera ha bajado 1 punto porcentual, Frei 4 puntos, Enríquez-Ominami ha subido 6 puntos porcentuales y Arrate ha subido 4 puntos. De acuerdo a los resultados de octubre, estarían pasando a la segunda vuelta Piñera con Frei, en donde la medición de la encuesta CEP arroja que ganaría Piñera con un 43% contra un 37% de Frei. Suponiendo que Piñera y Enríquez-Ominami compitieran en segunda vuelta, el candidato de la derecha obtiene un 40% frente a un 37% del candidato díscolo e independiente, lo que estadísticamente hablando se consideraría un empate técnico.

Sin duda que la disputa está muy peleada, y el que salga victorioso lo hará con un margen muy estrecho. Si analizamos los atributos o cualidades de los candidatos, según la encuesta CEP, Piñera encabeza la lista en cuanto que es el más capaz de solucionar los problemas y necesidades de las personas, Frei fue el mejor evaluado en el sentido de estar preparado para ser el presidente de Chile y Enríquez-Ominami encabeza la lista en lo que se debe a sinceridad. Mientras que en relación a las debilidades que presentan los candidatos, los encuestados dijeron que Piñera es el peor evaluado en cuanto a que es muy manipulador y poco sincero, a Frei lo consideran menos cercano, y a Enríquez-Ominami la opinión pública lo considera que es el que está menos preparado para ser Presidente de Chile.

Por último, para terminar la columna mi reflexión personal dice relación a que antes de decidir por quien votar, es muy importante estar bien informado acerca de lo que realmente representa cada candidato, es necesario saber si los compromisos que prometen, son o no factibles de cumplir, hay que estar informado en cuanto a quienes representa o beneficia, algo que también es muy relevante saber, es quien será su equipo con el cual gobierne. En este sentido, realizando un análisis crítico de cada candidato, pienso que Sebastián Piñera le pena el hecho de que no separa sus negocios de la política, en donde no queda claro si es un empresario o un político con vocación de servicio público, eso le da ventaja a su competencia para recriminarlo por el caso del uso de información privilegiada en el caso de LAN, también le pena el caso Banco de Talca en los años ochenta y el caso Chispas a mediados de los noventa, además de ser accionista de Farmacias Ahumada cuando se destapó el caso de la colusión para cobrar precios muy altos por los fármacos, caso muy delicado en donde los más perjudicados fueron los jubilados y adultos mayores. En cuanto a Eduardo Frei, le penan varias cosas, una de ellas es haber traído a Pinochet de regreso a Chile justo cuando el Juez Garzón lo tenía entre las cuerdas para juzgarlo por el caso del Banco Riggs, también lo recriminan porque en su gobierno privatizó gran parte del agua a las empresas españolas además de criticarlo que se estaría repitiendo el plato y que es muy fome. A Enríquez-Ominami lo critican por tener poca experiencia, por tener una candidatura sin base, por falta de experiencia para gobernar, por darle luz verde a los homosexuales y también a muchos no les gusta por su carácter un poco confrontacional y altivo. Mientras que Jorge Arrate no es muy criticado básicamente porque tiene muy pocas posibilidades de ser elegido, y ha sido el que mejor evaluado en cuanto a su desempeño en los debates televisivos, aunque también se le critica porque fue Ministro de Eduardo Frei y de Ricardo Lagos.

Finalmente aparte de todos los cálculos políticos, les recuerdo que estamos en democracia y aunque ésta es nuestro país no sea muy desarrollada, independiente de nuestras propias inclinaciones, debemos aceptar lo que el pueblo decida en las urnas. Como dijo una vez el Puma Rodríguez en el Festival de Viña (estando Pinochet presente en las tribunas)…es necesario escuchar la voz del Pueblo…

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top