El Cobre: Una Bendición para Chile

El cobre es el sueldo de Chile y como se dice en el rubro de la construcción, ha sido la viga maestra de la economía chilena.
Somos el país número uno a nivel mundial en la producción de cobre, situación que nos ha traído muchos beneficios especialmente a lo que políticas públicas e inversión social se refiere.

Sin duda que esta larga y angosta franja de tierra como es nuestro querido Chile es bendecido en cuanto a recursos naturales, en el norte posee los grandes yacimientos de cobre, en la zona central posee los mejores terrenos para los viñedos, hortalizas y frutas, en la zona sur se concentra toda la […]

actividad forestal y ganadera, y si a lo anterior le agregamos toda la actividad pesquera y turística nos podemos dar cuenta que este es un país bendecido por Dios.

En esta columna me quiero concentrar sólo en el cobre, en una próxima oportunidad me puedo referir a los otros recursos. Para entrar en materia y recordando la historia, los quiero llevar hacia fines de la década de los sesenta en donde comienza el proceso denominado “Chilenización del Cobre”  llevada a cabo en el gobierno de Eduardo Frei Montalva (1964-1970). Hasta esa fecha todos los yacimientos cupríferos (al igual que la mayoría de los recursos naturales de este país) estaban en dominio de empresas extranjeras, especialmente capitales norteamericanos. Pero fue en ese periodo en donde comienza  todo un proceso y una pelea por nacionalizar el cobre, principalmente por todo lo que significaría la abundancia de recursos para las arcas fiscales y los programas sociales que se podrían ejecutar, situación que inicialmente el gobierno de Frei Montalva pudo establecer asociaciones con las empresas norteamericanas formando una especie de alianzas compartiendo las utilidades que en la época se obtenían del cobre, principalmente al elevado precio que se cotizaba el metal rojo. Hasta que finalmente Salvador Allende  en una de las primeras medidas de su gobierno fue quien nacionalizó y estatizó el cobre, es decir, la totalidad del cobre pasó a ser parte del Estado de Chile, lo que conllevó al descontento y enojo de Estados Unidos haciendo lo imposible para que Allende no pueda gobernar.

De ese entonces, de 1971 a la fecha, todas las obras sociales que han realizado los gobiernos de turno han sido posibles gracias a los recursos del Cobre. Todos los avances en obras públicas, vivienda, salud, educación, etc, se han podido ejecutar gracias a los recursos que CODELCO aporta a las arcas fiscales, trasformándose el cobre en el gran sostén de la economía chilena.

Pero lamentablemente hoy el Estado de Chile no posee el 100% en la propiedad de los yacimientos cupríferos, hoy CODELCO posee sólo el 65% de los yacimientos, el 35% restante ha sido privatizado a las empresas extranjeras, dado el gran interés y beneficio que genera la explotación del cobre, principalmente por la alta demanda que existe de países de Europa y China.

Debido al gran negocio, a muchos políticos y empresarios con inclinación al libre mercado “le pican las manos” por privatizar CODELCO, es más, incluso varios personeros  de la oposición al gobierno, plantean privatizar, es decir, quieren vender el 20% de CODELCO a las AFPs para que lo puedan invertir en los mercados financieros internacionales, medida que desde mi punto de vista sería pésima, debido a la alta volatilidad que existe en los mercados mundiales, situación que pudimos ver en la reciente crisis económica en donde las famosas AFPs nos hicieron perder varios millones de dólares.

Personalmente creo que unas de las iniciativas importantes, que debiera hacer el próximo presidente que llegue a La Moneda, es tratar de lograr recuperar la totalidad del Cobre a nuestra nación o como mínimo cobrar verdaderos impuestos a las empresas transnacionales que nos están prácticamente robando el cobre. Con esos recursos podríamos tener educación universitaria gratis, mejorar  infraestructura en salud, en vivienda, se podría dar conectividad a muchos compatriotas que están aislados construyendo caminos o puentes y lo más importante es que con esos recursos de una vez por todas este país pueda invertir en investigación y desarrollo.

Chile es un país bendecido por Dios, con estas grandes  riquezas que poseemos, en este país no debieran existir índices de pobreza tan altos como los actuales. Lamentablemente las riquezas están concentradas en manos de muy pocas personas lo que se traduce en una pésima distribución del ingreso, eso no lo digo yo, sino que lo dicen organismos internacionales, en donde Chile aparece encabezando los ranking de desigualdad.

El Cobre se debe recuperar porque es el sueldo de Chile, Chile sin Cobre es como la selección Chilena sin Alexis Sanchez…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top