Regional

“Reflexiones sobre el Tsunami y sus efectos” por Arnoldo Riquelme Neira

Estas reflexiones las escribí en diferentes días, a contar de la fecha en que empezó a cuestionarse el proceder de los diferentes actores que tuvieron participación en la superación de los problemas producidos por la catástrofe.
Me mueve expresarme, el hecho que veo que muchos opinan en el momento cuando está candente la noticia, pero después se olvida y pocos hacen algo para aprovechar las experiencias y estar preparados para un nuevo evento.

Con motivo de haberse puesto de nuevo en el tapete  las responsabilidades y culpabilidades que se asignan a diferentes personas e instituciones a raíz del tsunami, me permito hacerles llegar algunas reflexiones personales respecto del fenómeno y sus consecuencias.

Puedo contarles que en mi calidad de miembro de la Armada de Chile, tuve la suerte de ser designado por mi jefatura, de ese entonces, para elaborar el Plan de Contingencia para casos de Tsunamis en el puerto de Castro, Chiloé, allá por el año 1992.

Lo anterior me obligó a documentarme al respecto, habiendo tenido la oportunidad de estudiar manuales editados por la Fuerza Aérea de Estados unidos (lo más avanzado en estudios sobre la materia a esa fecha) y  entrevistar a personas que habían vivido el tsunami del año 1960, en sur. Recuerdo a ustedes que en ese entonces no teníamos Internet ni sabíamos de Google u otros buscadores, que tanto ayudan en estos días.

Por lo que pude averiguar y los conocimientos que se tenían en aquella época y por lo demostrado en Chile en año 2010, no habían variado mucho los conceptos respecto del tema y me permito comentarles mis reflexiones.

Si consideramos que las ondas de energía que genera un terremoto con epicentro en el mar, viaja a una velocidad de entre 600 y 800 kilómetros por hora, es imposible que persona u organismo alguno, hubiese podido concluir que habría tsunami en…

los lugares donde sí lo hubo, ya que de acuerdo a lo sabido a 90 Kilómetros (distancia del epicentro a la costa), no alcanza a formarse olas con poder destructivo, sino debería haberse manifestado con olas menores y debieron llegar estas olas en un lapso de entre 10 a 30 minutos a más tardar (a menor profundidad se reduce la velocidad). Sin embargo, llegaron entre 2 y 3 horas después del terremoto.

Eso es lo que se sabía y esos conocimientos son los que tenía que aplicar el oficial que tenía que informar a la Onemi (salvo que el tsunami del sureste de Asia hubiese aportado nuevos conocimientos). Si informa después de las 04.30 hrs., obviamente, debía levantar la alerta de tsunami.

La alerta de tsunami se genera por automático por un temblor suficientemente fuerte para botar objetos que están sobre los muebles y/o le cuesta a la persona mantenerse en pie. Esto último había sido suficientemente difundido en la televisión pública por la entonces Directora de la Onemi, Sra. Carmen Fernández, por lo tanto, no era necesario esperar que un funcionario de la Armada diera alerta, que sí se dio oportunamente. Lo que no se dio fue la Alarma de tsunami, que tiene que darla la Onemi, después que haberse hecho asesorar por el Shoa. El Shoa no disponía de información para respaldar esa Alarma.

La diferencia entre Alerta (podría venir un tsunami) y Alarma (viene un tsunami), es fundamental ya que dar la Alarma involucra la responsabilidad de las consecuencias que ella trae (por ejemplo que si no llega el tsunami, habrá probablemente muertos por el pánico) y debe estar probado que va a ocurrir el fenómeno.

El Shoa no podía dar la alarma, ya que estaban insuficientes, de datos, aunque al parecer, tuvieron comunicación con algunas localidades que después fueron afectadas, pero lo que recibieron fue información del comportamiento normal de la marea, minutos después del sismo. Si se iba a producir un tsunami, la marea debió bajar significativamente, lo que no sucedió, en las observaciones de los funcionarios de la Armada. Aquí está la clave de por qué no se dio la Alarma. (no existían elementos que confirmaran el hecho y por protocolo debían decidir entre dar la alarma o levantar la alerta, obviamente levantaron la alerta).

Lo anterior, no salva a la Armada ni otros funcionarios de Gobierno, de las responsabilidades que les compete en otros actos que debieron ejecutar, ya sea antes, como después del terremoto.

Me refiero a que tenemos que hacernos algunas preguntas:

1.- ¿Tenía la Armada, preparado su personal del Litoral para actuar eficazmente frente a un tsunami? y si así era, ¿tenían los equipos necesarios para proceder?, como bocinas, sirenas u otros medios para movilizar a la comunidad.

Mi respuesta es que lo más probable es que no estaban preparados, porque el Servicio del Litoral, depende de la Armada, institución que tiene como misión fundamental la defensa de nuestro territorio y por lo tanto le da poca importancia a la protección civil y la relación con la comunidad toda. Recuerdo haber escuchado a un Almirante decir que le “interesaba que los buques naveguen y los cañones disparen, lo demás es accesorio”. Lo anterior es verdad, mirado desde su formación y objetivos, pero ese Almirante no puede incidir en el presupuesto y decisiones de un Servicio fundamental, cual es las funciones de la Dirección General del Territorio Marítimo, (Directemar) la que debería depender de un Ministerio del Mar, junto a Sernapesca y el Shoa o del Ministerio del Interior. Esta es una decisión política y su no implementación hasta hoy, es responsabilidad de los señores Políticos.

2.-       Que la Onemi no tuviera teléfonos satelitales para sus comunicaciones y que las compañías telefónicas no tuvieran capacidad para atender los requerimientos de emergencia, son exclusiva responsabilidad de ciertos personajes, también políticos, que en vez de regular y pensar en el bien común, están más preocupados de no malquistarse con los Directores de las empresas que les corresponde vigilar, ya que después algunos llegarán pidiendo un trabajo a ellas. Para comprobar lo anterior hay que preguntarse donde están trabajando hoy, varios ex funcionarios de los diferentes Gobiernos.

Lo que tienen que invertir las telefónicas para prestar un servicio eficiente y con sentido de seguridad nacional, no es ni siquiera lo que se embolsican cada año.

3.-       Que las Fuerzas Armadas hayan permanecido inactivas por todo el tiempo que lo estuvieron, es simplemente una vergüenza. Se supone que están preparadas para reaccionar de inmediato frente a un hecho inesperado y no sólo a una agresión de origen externo. Alguien debe una explicación al país.

4.-       Nota siete para una periodista chilena de CNN Chile (bastante jovencita) que estaba en Washington y que fue entrevistada por CNN en Español, temprano ese día 27,  y nos dejó muy  bien parados frente al mundo, cuando habló de la Operación Deyse y las normas de construcción aplicadas en Chile. Ambas cosas no son perfectas, pero son un avance que nos distingue entre muchos países del mundo.

5.- Nota de fealdad para una Autoridad Política que anuló la imagen  anterior, vociferando en la misma CNN, que en el Gobierno eran unos ineptos y que si no aparecían solucionándole los problemas a la gente de su ciudad en 24 horas, habría, una insubordinación civil. Ahí mismo que una horda se sintió autorizada para saquear (esas imágenes salieron en todos los noticieros del mundo). Si los Políticos tuvieran pantalones, la habrían mandado a la cárcel por incitar a la subversión, porque la legislación para situaciones de catástrofe lo contempla y exige.

 

Tengo la experiencia de haber vivido el terremoto de 1960 en Valdivia y el del 1985 en Valparaíso y he visto que se han repetido las imprevisiones e improvisaciones y me preocupa mucho, porque el Estado está cada vez más inoperante en cuestiones que le son propias, como la seguridad nacional y la regulación de las actividades comerciales para que éstas no lesionen el bien común general.

No hablar de estos temas, sólo garantiza que en un nuevo desastre, estaremos igual de desprevenidos y repetiremos la historia. Ese es el motivo de escribir esto.

 

A los grandes conglomerados económicos, de la construcción especialmente, les cayó del cielo el desastre, ya que consolidan aún más sus grandes negocios más que quintuplicando sus ventas y subiendo algunos precios al doble. Mientras a las Mineras, se les pidió permiso para subirles un poquito el royalty (siempre que el precio les asegure seguir repatriando unos 20 mil millones de dólares al año), a cambio se les asegura prolongar por siete u ocho años más sus privilegios (o sea, llevarse unos 140 mil millones de dólares en ese período).

Los señores bancarios, que son los únicos que ganan siempre con las crisis en Chile, tienen una vez más la oportunidad de quitarle las propiedades a todos los clientes que no le puedan pagar un crédito (muchos que quedaron sin sus fuentes de trabajo no podrán pagar). El dinero que financia esos créditos es de los cuentacorrentistas, a quienes no sólo no se les paga nada, sino que, se les cobra  por mantener el dinero que prestan a los clientes.

Yo me pregunto ¿Cuál es el aporte de esos sectores a la reconstrucción del país?.

 

Sin embargo, ha habido hechos positivos:

 

1.-       El Zafrada, salió del anonimato, para mostrarnos que existe en nuestro pueblo, la bondad que mueve a una persona renunciar a algo que le regalan, para dárselo a alguien más necesitado. Que tremendo ejemplo para las mineras, bancarios y comerciantes (lo he escrito a propósito con minúscula).

2.-       El señor de Lebu, que dijo que no pensaba hacer cola, para que le den un kilo de azúcar, cuando puede tomar una hierba del campo, sin azúcar, aprovechando ese tiempo para reparar su casa.

3.-       La señora que dijo que había perdido todo, que ya no tenía nada, pero que Dios le había salvado la vida y conservado sus manos sanas para seguir luchando y salir adelante.

4.-       Los que le mostraron a la presidenta de Argentina, su temple impresionándola hasta casi las lágrimas y que la hicieron comentar en su país, la fortaleza de un pueblo que estaba en desgracia (esto no es menor).

 

Todos estos ejemplos, fueron dados por la gente más humilde de este país.

 

Es un modesto aporte para los que lean esto, quedo abierto a sus críticas o aportes para enriquecernos, ya que siento que los medios de comunicación no están abiertos a las opiniones de un ciudadano común.

 

 

Parte 2

Deseo hacer unas ampliaciones con respecto a mi escrito mandado anteriormente a ustedes, por considerarlo necesario:

Transcribo a ustedes una noticia difundida por la BBC. Nótese la fecha y hora (al parecer la hora es la de Londres, o sea en Chile eran las 09.40 Hrs.).

27-02-2010 / 12:40 h

(CHILE) CIENCIA-TECNOLOGIA,AMBIENTE-NATURALEZA

La alerta de tsunami se amplía a todos países de la costa del Pacífico

 

(actualiza con nuevas áreas incluidas en la alerta de tsunami) Santiago de Chile, 27 feb (EFE).- El Centro de Avisos del Pacífico de EEUU amplió hoy la alerta de tsunami a todos los países de la costa del Pacífico tras el seísmo de 8,8 grados en la escala de Richter registrado en Chile y que ha causado al menos 47 muertos.

México, Nueva Zelanda, Australia, Rusia, Indonesia, Japón, y Filipinas figuran entre los nuevos países sobre los que pesa la alerta del Centro de Advertencia de Tsunami para el Pacífico, de la Administración Nacional de Atmósfera y Océanos (NOAA, por su sigla en inglés).

En su anterior boletín, el NOAA había advertido del riesgo de tsunami sólo en Chile, Perú y Ecuador, mientras que situaba en grado de vigilancia a Colombia Panamá, Costa Rica y la Antártida, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, las islas Pitcairn y la Polinesia francesa.

«La observación del nivel del mar indica que se ha generado un tsunami, el cual podría causar daños importantes», se explica en la página web del NOAA.

El Centro añade que las primeras olas en llegar a la costa «no tienen porque ser las mayores» y que «la amenaza puede continuar durante varias horas» y alerta a las autoridades de los países afectados para que «tomen las medidas adecuadas para responder a esa posibilidad».

En Chile, la Armada y la oficina nacional de emergencia de la región de Valparaíso han descartado que exista riesgo de tsunami y han precisado que sólo hay variación en la marea del Pacífico.

Según el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS), el epicentro del seísmo registrado en Chile se localizó en el mar, a 59,4 kilómetros de profundidad y frente a las costas de la región del Maule, en el centro del país.

Numerosas réplicas se registraron después del primer temblor, de un minuto de duración y pudo sentirse en Santiago, a 317 kilómetros del epicentro. La capital chilena se quedó a oscuras y la gente se echó a la calle, según pudo constatar Efe. EFE.

 

En el párrafo quinto hace el alcance, de que en la costa (cercana, se entiende), la olas no tienen porque ser las mayores, reconociendo que la distancia, por corta, no provocaría olas de gran destrucción (eso era lo que se sabia hasta entonces).

En el párrafo sexto habla del levantamiento de la Alerta por la Armada y Onemi.

Me parece que lo escrito en esta noticia demuestra que esos señores con decenas (o centenas) de satélites, no sabían tanto del fenómeno y que tampoco hubo desprecio en Chile por lo que ellos supuestamente nos habían avisado. Hago este alcance, porque se ha estado insistiendo en que fue por ineptitud que no se actuó de manera más eficiente, cuando a mi parecer, fue por desconocimiento, no sólo de los chilenos, sino a nivel internacional.

En cuanto a la alerta de tsunami que dio el Centro de Advertencia del Pacífico de los Estados Unidos fue por automático dado la magnitud del sismo, no como algunos han querido inferir que ellos sabían lo que estaba ocurriendo. Lo mismo hizo el Shoa y Onemi (por procedimiento, no por comprobación de algún hecho). Para refrendar mi opinión invito a recordar que el Centro de Advertencias de EEUU, no advirtió a los afectados en el tsunami del sureste asiático del 2004.

Para afirmar más mis opiniones les muestro la imagen difundida por el Centro en cuestión, la que habla por sí sola y demuestra que, según ellos, antes de las 04.00 Hrs. el tsunami afectaría las costas cercanas y a las 06.30 Hrs., estarían afectando al puerto de Ilo, en el sur del Perú.

imagensu5683

No sucedió así, pues todos fallamos, somos solamente humanos.

En cuanto a los otros temas vertidos en mis opiniones, también quiero reforzarlos, poniendo algunos links para que los interesados en ampliarse en el tema, puedan hacerlo, ya que he recibido, con mucho agrado, algunas críticas y opiniones que  me demuestra que algunos se interesaron. Gracias por ello.

 

Me refiero a las opiniones sobre los Bancos y de las Mineras.

 

Chile, una economía oligopólica (sin comentarios)

http://www.insurrectasypunto.org/index.php?option=com_content&view=article&id=3689;chile-una-economia-oligopolica&catid=7;notas&Itemid=7

Aplicar impuesto a los Bancos sobre sus ganancias (primero a los fumadores)

http://www.elmostrador.cl/opinion/2010/04/09/el-necesario-impuesto-a-las-utilidades-de-los-bancos/

 

La gran minería se resiste al alza de impuestos (pobre gente, van a tener que suspender el paseo de fin de semana con su familia y echarle sólo mantequilla al pan, por esta injusticia)

http://www.argenpress.info/2010/04/chile-la-gran-mineria-se-resiste-al.html

 

Sueldos de mineros es 2% de las Utilidades en Escondida

http://www.archivochile.com/Chile_actual/11_econom/chact_econ0037.pdf

Ganancias de mineras en años recientes

http://lahistoriadeldia.wordpress.com/2010/05/06/plan-de-reconstruccion-reafirma-la-propiedad-privada-sobre-los-yacimientos-mineros-en-chile/

Proceder de los poderes económicos en Argentina (copiadas de Chile).

http://www.noalamina.org/mineria-preguntas-frecuentes/

 

Algunos links, conducen a escritos un tanto antiguos, pero plenamente vigente hoy y no se ha comentado jamás en Chile (esto porque las noticieros están copados con crímenes, éxitos policiales en el tráfico de drogas, que a Faloon Larraguibel ahora hay que decirle feilon y el viaje Angie Alvarado a Japón es muy importante).

 

El último link merece un comentario especial:

 

Es de la realidad argentina, pero que ya se llevó a cabo en Chile hace años. Si no me creen, les puedo digitalizar documentos por mí presentados ante organismos fiscalizadores chilenos y cuyas respuestas dan vergüenza, por ejemplo:

 

Superintendencia de Bancos: “Este organismo hace sólo mediación entre un banco y su cliente”, no me imagino un juez haciendo mediación entre el asesino y la madre de la víctima.

Ministerio de Salud:“El sistema de salud de las FFAA, están fuera del área de nuestra competencia”. Seguramente habrá que recurrir al Ministerio de salud de Bolivia.

Superintendencia de Electricidad y Combustibles: “Se ha legislado para favorecer a las Empresas para que inviertan en el país”.

Subsecretaría de Comunicaciones “No nos consta que las exigencias que dice usted que hacen las Compañías de Celulares para vender un teléfono, sean verdad”. Seguramente el vendedor de diarios de la esquina tendrá que saber esas cosas tan insignificantes, para que esa Subsecretaría se ocupe de ello. Me exigían el último balance y las 6 últimas declaraciones mensuales de impuestos (Formulario 29 del Sii.) para venderme 3 celulares para la empresa.

Parte 3

Deseo enriquecer mis comentarios respecto del tsunami, ya que ahora he tenido la ocasión de ver por televisión el interrogatorio al Comandante Mariano Rojas ex  Director del Shoa (Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada).

Para no aburrir, voy a ser muy conciso.

Salieron todas las preguntas respectivas, las que fueron contestadas por el Comandante.

De todas las respuestas, algunas fueron un poco evasivas (según mi criterio) y las razones para ello, me parece que son la demostración de la caballerosidad y lealtad de este comandante (característica que en general le es propia a todo marino y que es parte de su formación básica), ya que evitó descalificar las acciones del resto de los actores en los sucesos.

Lastimosamente, ese valor tan loable, en este caso, se transforma en la pérdida de una oportunidad, de darle solución futura a los problemas que nos afectaron en esta calamidad.

Me voy a referir a lo que me parece que el comandante pudo haber dicho y que lo habría dejado totalmente libre de responsabilidades que le asignaron y que se usaron como fundamentos para llamarlo a retiro. Obviamente estoy diciendo que el Shoa, actuó correctamente de acuerdo a los protocolos establecidos.

El Shoa es una Organización Técnica y Asesora y como tal, no tiene poder de decisión ni mando sobre otras Organizaciones de la misma Armada, ni menos de imponer algo a Organizaciones fuera de la Armada.

En su desempeñar rutinario el Shoa reporta periódicamente a quien corresponde, sus proposiciones de requerimiento de material y entrenamiento del personal para el logro óptimo de sus tareas y misiones.

Sin embargo, habitualmente la prioridad que se les da a esos requerimientos, no es muy alta y eso se debe a la dependencia que tiene el Shoa.

Concretando, es la oportunidad de rearmar las estructuras organizacionales y darle la operatividad necesaria para responder a situaciones especiales como la que nos ocupa.

DEBEMOS CREAR EL MINISTERIO DE MAR, integrado por el Shoa, Dirección del Territorio Marítimo y Marina Mercante y Sernapesca.

 

Un saludo para todos.

Arnoldo Riquelme Neira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *