Regional

Liberaron ejemplar de fauna silvestre en Valdivia

En el Río Cau Cau de Valdivia el SAG y el Cerefas devolvieron a su hábitat natural a una Garza Chica, la cual fue rescatada por la propia comunidad...
Con el objetivo de preservar la fauna silvestre de la zona, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de la Región de Los Ríos y el Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre (Cerefas) de la Universidad Austral de Chile liberó a un ejemplar de Garza Chica en el Río Cau Cau de Valdivia este 10 de abril.
“Liberaciones como estas son posible gracias al gran trabajo que estamos realizando como SAG junto al Cerefas y al aporte de los vecinos de cada comuna, quienes a través de sus denuncias o sus propios rescates, podemos proteger y preservar cada una de estas especies que se han encontrado en peligro”, declaró la Directora Regional (s) del SAG, Pilar Gómez.
El ave fue encontrada por la comunidad valdiviana, quienes la trasladaron al Cerefas. “El ave llegó con lesiones en el pecho causadas por supuestos perdigones, pero luego de los análisis, se trataba de un ataque de aves rapaces. La mantuvimos en observación, con vendajes y curaciones hasta el día de hoy donde ya es posible devolverla a su hábitat natural”, afirmó Ángelo Espinoza, Encargado del Cerefas.
Ley de Caza
La garza chica es un ave protegida por la Ley de Caza por ser catalogada como beneficiosa para la actividad silvoagropecuaria, por lo que la Directora (S) del SAG hizo un llamado a informarse en este sentido, ya que este primero de abril se abrió la temporada de caza, la cual culmina el 31 de agosto.
“La ley establece que quienes realicen este tipo de actividad deben portar al momento de la fiscalización con el permiso extendido por el SAG, la autorización expresa del dueño de las tierras para cazar en dicho predio, además de la inscripción y permiso de porte de armas”, explicó Gómez.
Para quienes no cumplan con disposiciones vigentes en esta materia, se exponen a multas de hasta 25 UTM, retención del arma por seis meses y suspensión del permiso de caza otorgado por el SAG e inhabilitación para obtenerlo nuevamente. Sin embargo, las sanciones podrían incluir hasta 3 años de prisión y una multa de hasta 100 UTM, si así lo dictaminase un juez de garantía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *