Junta de vecinos arregla su sede después de ser destruida por un incendio

Hace dos años la Junta de Vecinos número 73, 12 de octubre, de Valdivia, fue víctima de un asalto que terminó con la cocina de su sede incendiada. Gracias al Fondo de Iniciativas Locales de la Secretaría General Ministerial de Gobierno los vecinos pudieron arreglar su lugar de encuentro…

Pintura en baños, salas, cocina y fachada además de nueva luminaria fueron los arreglos que la Junta de Vecinos realizó en su sede gracias a los aportes del Gobierno.

Carlos Zuñiga, Presidente de la organización, se mostró agradecido y contento con el resultado de los arreglos: “esta sede nació en 1998, era chiquitita y de a poco hemos crecido. En ella nos encontramos dos veces al mes para nuestras reuniones de la Junta de Vecinos”.

El vocero regional Álvaro Vargas compartió un desayuno junto a los vecinos y recorrió los trabajos hechos en la sede “para el Presidente Piñera potenciar la participación ciudadana es una prioridad, para ello es necesario apoyar a nuestras juntas de vecinos y trabajar de la mano con ellas para conocer las necesidades reales de nuestra sociedad”.

El Presidente de la Junta de Vecinos informó que la sede es un importante espacio de encuentro para las cerca de 500 familias que conforman la comunidad “en ella celebramos muchos eventos, cumpleaños, matrimonios o incluso venta de productos de algunos vecinos”.

La inversión no sólo favorece a los vecinos del sector. Dada la amplitud y las buenas condiciones en que se mantiene la sede enfermos de artrosis de escasos recursos utilizan las instalaciones, dos veces a la semana, para realizar sus ejercicios.

El secretario regional ministerial de Gobierno felicitó al presidente de la organización por todo el trabajo que realiza con el objetivo de entregar a su comunidad una mejor calidad de vida destacando que “en todo lo que se pueda ayudar, para eso estamos”.

Para don Carlos Zuñiga el trabajo no termina aquí, él espera seguir creciendo. El siguiente paso será postular a un computador y a un toldo para proteger la zona de juegos de los niños del sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − trece =