«Príncipe durmiente»: El millonario saudí que tiene 15 años en coma

 

Si Al Walid bin Jalid bin Talal al Saud despertara en este justo instante descubriría que el mundo cambió por completo desde su accidente.

Hace 15 años, el joven heredero saudí estrelló su automóvil y desde entonces permanece en coma. Su familia aguarda un milagro mientras su historia recorre el planeta bajo el apodo del “príncipe durmiente”.

Al Walid tenía 18 años cuando chocó y entró en una unidad de cuidados intensivos de un hospital de Riad, capital de Arabia Saudita. Allí estuvo recluido por once años hasta que se lo llevaron a su hogar, donde habilitaron una habitación con todos los equipos necesarios para que siga respirando.

Aunque la recomendación médica es desconectarlo, la familia del “príncipe durmiente” se aferra a la fe.

Es sobrino de uno de los hombres más rico de su país, Al Walid bin Talal, quien tiene un capital de 17.000 millones de dólares según la revista Forbes.

Además, su abuelo era hermano del vigente rey Salmán y se desempeñó como ministro de Finanzas saudí a inicios de los años ’60.

Esperanza intacta

En 2019 un evento renovó la esperanza de su familia sobre la salud de Al Walid: movió la cabeza. El video fue compartido en redes sociales por sus propios allegados y alcanzó millones de vistas.

Su padre, Jaled bin Talal, escribió entonces: “Dios que guardó su alma durante más de una década es capaz de devolverle la vida”.

Y ese deseo se mantiene intacto. Así lo ratificó al diario El Mundo una fuente cercana a la familia; ellos confían que “algún día se obrara un milagro y pudiera recobrar la vida”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top