CONAF y Seremi de Energía promueven el consumo responsable de leña en región de Los Ríos

FOTO: leña acopiada en el bosque beneficiario de Dendroenergía
En la región, alrededor del 98 % de las viviendas utilizan leña como fuente de energía calórica; sin embargo, el uso de leña húmeda, con contenido de humedad mayor al 25%, sumado al mal manejo de los calefactores a leña, hace que cada año se produzcan episodios críticos por la emisión y concentración de material particulado en el aire.

La biomasa forestal es la energía renovable más importante del sur de Chile y tiene la gran ventaja de estar disponible en todo momento. Además, contribuye a la descarbonización de la matriz energética nacional y a la generación de empleos, lo que fortalece la economía local.

En este contexto, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) Los Ríos, en conjunto con la Secretaría Regional Ministerial de Energía, han estado trabajando desde hace años con el fin de mejorar y profesionalizar el sector, trabajo que aporta y va en cumplimiento de las medidas señaladas en el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) de la comuna de Valdivia.

Con el fin de fomentar la producción sostenible y uso eficiente de la biomasa forestal como una energía renovable no convencional, CONAF mediante el programa de extensión forestal brinda asistencia técnica para la conservación y manejo sustentable del recurso forestal a pequeños y medianos propietarios de bosques.

Dendroenergía

Con el afán de generar transferencia técnica a productores y comerciantes, y de modernizar el mercado de la leña con atención a la oferta, CONAF implementa desde el año 2015 a nivel nacional la Estrategia Nacional de Dendroenergía, la cual tiene dentro de sus objetivos aportar a la seguridad e independencia energética del país, a través de la inclusión y entrega de capacidades a pequeños propietarios de bosques nativos, plantaciones y microempresas del sector.

“La región de Los Ríos cuenta con dos profesionales que brindan asesoría a pequeños productores y a centros de acopio de leña, cuyo soporte de apoyo técnico está orientado a asegurar la trazabilidad del producto desde su origen hasta la producción y comercialización de leña de calidad, desarrollando acciones de capacitación, transferencia tecnológica, generación de proyectos, encadenamiento productivo, comercio justo, entre otros”, detalla el director regional de CONAF, Óscar Droguett, agregando que “a lo anterior se suman las acciones de fiscalización y controles de cumplimiento de planes de manejo que realiza CONAF, de manera de garantizar la sostenibilidad de la oferta de leña y la protección del recurso forestal”.

Programa Leña Más Seca

En esa línea, el Ministerio de Energía informó que desde el año 2014 cuentan con el programa Leña Más Seca, el cual va dirigido a productores de leña, y que financia infraestructura, maquinaria y tecnología, además de capacitar a los distintos postulantes. “Esto se traduce en un importante apoyo al sector, con el fin de aumentar la oferta de leña seca y de calidad”, señala el seremi de energía Los Ríos, Felipe Porflit, añadiendo que “el año pasado el Ministerio de Energía en conjunto con la Agencia de Sostenibilidad Energética (ASE) lanzaron el Sello de Calidad de Leña, reconocimiento otorgado por el Estado a quienes producen y comercializan leña de calidad”.

A través del Sello de Calidad de Leña se está preparando al mercado para las futuras exigencias que traerá la regulación del mercado a través del proyecto de ley que regula los biocombustibles sólidos. “Esta iniciativa, que acaba de ser aprobada por la Cámara de Diputados y se apronta a pasar a su último trámite legislativo en el Senado, apunta directamente a reducir los niveles de contaminación y a sentar las condiciones en el mercado para la comercialización y uso de energéticos más limpios y eficientes” indica Porflit.

Recomendaciones

Finalmente, CONAF y la seremi de energía Los Ríos, realizaron un llamado a la ciudadanía para preferir el uso de leña proveniente de planes de manejo autorizados por CONAF, además de consumir leña de calidad (seca) y apoyar a las empresas locales que cuentan con el Sello de Calidad de Leña. Entre las recomendaciones entregadas están:

1. Usar leña seca con un contenido de humedad menor al 25% proveniente de un origen legal, vale decir con un Plan de Manejo aprobado por CONAF, y en lo posible, que cuente con el Sello de Calidad de leña.

2. En las estufas a leña no utilizar el tiraje completamente cerrado, ya que de ser así se aumenta la emisión de material particulado, el cual resulta perjudicial para la salud, especialmente en adultos mayores y menores de edad en etapa de crecimiento.

3. Encender el fuego sólo con papel y astillas de leña seca, ya que gran parte de las emisiones se producen en el proceso de encendido.

4. Vigilar que no se emitan humos visibles, ya que esto es claro signo de una combustión incompleta.

5. Realizar limpieza de ductos de evacuación de humos y mantención de los calefactores a leña una vez al mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + cuatro =